martes, 25 de agosto de 2009

Y tengo tanto que decir...

¡Ay!

Soñando en la cama, te busco, y, ¡no sé dónde estás!
No te encuentro por ninguna parte.. ¿acaso te has ido? ¿acaso te alejaste? No puede ser.

Tengo tantísimo que decir, que AGRADECER, que ver, que oler, que SENTIR... y sobre todo, tengo tantísimo que VIVIR.... Nada me impedirá eso, pero esque ni a mí, y nada impedirá que TÚ VIVAS.
Pero no sólo que vivas, que vivas LIBRE.

ya continuaré esto... es sólo un adelanto.

1 comentario:

aire dijo...

Día duro hoy para las dos...jejeje
Bueno, la noche puede ser un consuelo...La luna que asoma, el aire frío y sedante de tormenta...

Ay niña! Qué suspiros de martes...
Qué suspiros de... Amor. Amor a la vida, a la música, al corazón, al odio y a la pena...

Persíguete y no te dejes caer nunca.
Acuérdate de hoy.